Seleccionar página

Eva Gállego ossul.

  • Licenciada en Ciencia de la Actividad física del deporte.
  • Especializada en Reducación Postural Global.

 

CONSEJOS PARA LA ELECCIÓN DE UNA MOCHILA ADECUADA.

 

Cada vez más utilizamos mochila para ir a cualquier parte, al trabajo, la universidad, para salir por la ciudad, montaña…

El peso excesivo en las mochilas y el transporte inadecuado de éstas comporta cambios posturales que pueden causar alteraciones musculares y esqueléticas en cuello, hombros y espalda, además de poder repercutir negativamente en la edad adulta.

¡¡Cuida tu Espalda!!

Alteraciones musculoesqueléticas que puede comportar una mala distribución del peso y una mochila inapropiada. Cargar mochilas de peso excesivo comporta un alto riesgo para la espalda.

1.Inadecuada alineación de la columna vertebral a nivel cervical ya que la cabeza tiende a tirarse hacia delante.

  1. Tensión muscular localizada en la zona baja de la espalda o zona lumbar debido a la inclinación del tronco hacia delante.
  2. Aumento de la curvatura lumbar (hiperlordosis lumbar).
  3. Asimetría de los hombros en caso de transportar la mochila colgada de una sola correa o de cargarla con un reparto de pesos desigual. En ambos casos aumenta el riesgo de sufrir escoliosis o desviación de columna.

 

¿Tienes que cargar con la mochila todos los días? Llevar el portátil o/y libros?

En este artículo te queremos dar unos consejos a la hora de comprar una mochila y como transportar el peso en ella y así cuidar tu salud.

¿Qué podemos hacer para proteger la espalda?

Escoger la mochila escolar adecuada

La mochila que elijamos deberá tener prestaciones ergonómicas que permitan un transporte cómodo, seguro y saludable. Para ello deberemos tener en cuenta:

Dimensiones

Altura no superior a la del tronco, poca profundidad para garantizar que el centro de gravedad de la carga se sitúe lo más cerca posible del cuerpo, anchura no superior a la de los hombros.

Evitar cargar peso excesivo, durante el transporte de la mochila, el peso de ésta no debería superar el 15% del peso corporal del menor. Es decir, si un niño pesa 30 kg, el peso de la mochila no debería sobrepasar los 4,5 kg.

Correas Adaptables al torso, regulables y con arnés ajustable, asa superior para levantarla del suelo de forma cómoda, respaldo acolchado para mejorar el apoyo de la mochila sobre la espalda y evitar que el contenido pueda molestar.

Distribución interior

El interior de la mochila debería estar compartimentado para evitar que el contenido se mueva durante el transporte y permitir una adecuada distribución de la carga.

Distribuir la carga adecuadamente

A la hora de cargar la mochila, recuerda que los objetos más pesados deben situarse próximos al cuerpo. Cuanto más se aleja la carga del cuerpo, mayor esfuerzo y riesgo para la espalda. De igual forma, procura distribuir la carga uniformemente para garantizar un reparto del peso equilibrado sobre los hombros.

Transportar la mochila escolar de forma segura

La mochila debe ir colgada de ambos hombros para que el reparto del peso sobre el cuerpo sea equilibrado. Cuando ésta se cuelga de un solo hombro, el peso recae sobre un lado del cuerpo y la columna vertebral sufre tensiones que pueden provocar desviaciones de columna.

Evitar ir encorvado. La cabeza, el cuello y el tronco deben estar alineados para mantener la curvatura natural de la espalda.

Ir al contenido